Este año comer fuera de casa no es ningún pecado

Para comer fuera de casa en estos tiempos, y sobre todo en los mejores restaurantes en Sevilla, hay que tener un dinerillo reservado. Es verdad que no son muy módicos que digamos, pero yo creo que una buena cena en un sitio especial no tiene precio. Por eso a mí no me da ningún pesar gastarme un dinero de vez en cuando en una buena comida. Porque aunque uno cocine muy bien, y es mi caso, cenar fuera de casa es otra cosa.

En Sevilla hay muchos sitios donde comer. Pero a mí me gusta mucho uno que se llama Casa Carmen. Es un restaurante muy elegante y al mismo tiempo muy sencillo. El ambiente es muy cálido, al igual que el servicio. La atención es muy especial, uno se siente como en casa.

Yo he ido con mis padres, que son bastante complicados. Y han salido encantados. Lo mejor es la comida, por supuesto. Hay otros sitios donde también te atienden muy bien, pero la comida es mala y los precios altísimos. Por eso no me gusta correr riesgos cuando se trata de salir a cenar. Y por eso siempre vuelvo a Casa Carmen.